Siempre he sido de preguntarme varios temas a ver si sacaba algo en claro, y cuestionarme para qué sirve el dinero es uno de ellos. Es harto complicado ponernos de acuerdo sobre qué es el dinero pero por lo menos sabemos que es una herramienta con la que conseguimos bienes. Aunque… ¿es la única opción?

Yo creo que no.

Existen muchas razones por las que buscamos ganarnos el parné y cada uno de nosotros tenemos la nuestra. En realidad no hay respuestas incorrectas, incluso si solo lo quieres para amasarlo y coleccionarlo: ¡eso tu sabrás!

Pero sea cual sea tu motivación seguro que te gustará saber más sobre ello, tanto desde el punto de vista macroeconómico como a nivel más personal (que posiblemente sea el que más te interese y por eso estás aquí).

Qué es el dinero

Me podría poner exquisito y decirte que el dinero es todo activo o bien aceptado como medio de pago o medición del valor algo, por los distintos agentes económicos pero en realidad no importa tanto definirlo como entender qué significa para nosotros.

A lo largo de la historia cualquier cosa ha servido de dinero: en su momento fueron las conchas, en otro el ganado o incluso la sal.

Por cierto, una curiosidad de este último ejemplo: los fenicios fueron los que comerciaron con la sal que evaporaban del Mediterráneo y con los intercambios conquistaron muchos puertos. ¿Te suena la palabra salario? Pues eso 🙂

Pero hoy en día todo eso lo hemos dejado atrás y ahora utilizamos billetes, monedas, plásticos y unos y ceros. Probablemente tú tampoco usas ya una cabra como método de intercambio, ¿verdad? 🙂

Resumiendo, el dinero es la herramienta en la que depositamos nuestra confianza para intercambiar bienes entre personas.

Qué función cumple?

Tiene varios usos, pero sobretodo nos sirve como instrumento de negociación: si una docena de huevos tiene un precio de 2 euros lo pagamos y nos llevamos los huevos. Si no existiera el dinero tendríamos que volver al trueque, y ya te puedes imaginar: yo te propondría cambiar los huevos por unos minutos de asesoría financiera, ¿qué te parece?

Vaya complicación…

En realidad el dinero cumple 3 funciones principales:

  • Como medio de cambio: porque se puede intercambiar por bienes y servicios y es generalmente aceptado. Los bancos centrales controlan su poder y confianza, aunque es importante remarcar que el dinero no tiene valor de por sí mismo, su utilidad radica en la cantidad de cosas que puedas adquirir con él.
  • Como unidad de cuenta: porque nos sirve para llevar un conteo tanto del precio que tiene un bien como del saldo de las deudas y obligaciones.
  • Como depósito de valor: porque puede mantener y transferir el valor a lo largo del tiempo, además de poder ser almacenado y usarlo más tarde cuando sea necesario.

Y no hay más (ni menos).

No tiene ningún poder místico o divino aunque muchos te quieran hacer creer lo contrario, es simplemente una herramienta y como tal la debemos utilizar.

Qué valor tiene?

Al ser un bien económico el valor del dinero es exactamente el mismo que cualquier otro bien: el que la oferta y la demanda le otorgue.

Habrás oído hablar de que el dólar americano es una divisa refugio (su valor es alto por la confianza del mercado) o que «el euro está fuerte respecto a la libra»… al final no dejan de ser personas que quieren adquirir bienes y servicios en esa moneda por lo que su valor sube.

Te pongo otro ejemplo actual (da igual cuando leas esto): ¿quién querría tener pesos argentinos en vez de dólares? Pues eso.

Si no hay demanda (confianza) se pierde el valor de la moneda, se devalúa, puedes comprar menos cosas con la misma cantidad.

¿De qué te serviría tener un millón de piezas metálicas o decenas de millones de papelitos encima de la mesa si no puedes comprar nada con ellos?

Reflexión sobre el dinero

Todo esto viene a que las personas le damos más importancia al vil metal de la que realmente tiene.

Puedes ser la persona más desgraciada del mundo y caminar por la vida persiguiendo únicamente la riqueza económica, ciega de usura, y con ello abandonar los senderos del amor y la salud para el resto de tus días.

O puedes ser la persona más feliz del universo tan solo entendiendo qué valor tiene cada faceta de tu vida y asignándole el esfuerzo necesario en cada momento.

Deseamos que todo nos vaya bien, y hay una frase coloquial que dice que el dinero no da la felicidad… pero ayuda mucho. Por lo tanto haciendo una regla de tres deseamos el dinero.

Pero por qué lo deseamos con tanta fuerza?

Sencillo: porque nos permite estar seguros y nos ayuda a cumplir con las necesidades básicas de todo ser humano. Si conoces la pirámide de Maslow observarás que en los tiempos modernos las bases se pueden obtener con dinero: la alimentación, el descanso, la seguridad de recursos y vivienda…

Pero cuidado, podemos caer en el error de pensar que todo se puede conseguir con dinero en esta vida. Y nada más lejos de la realidad.

Muchas personas están ahí lamentablemente… espero que no sea tu caso porque los años me han enseñado que no hay manera de ganarse la confianza o el respeto de alguien, o su amistad sincera y afecto a golpe de talonario.

Y eso en mi opinión tiene tanto o más valor que la riqueza económica.

Resumiendo: ¿el dinero? Sí. Lo demás también.

Daniel Barcelona

Daniel Barcelona

Librepensador jubilado antes de los 40.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *